ABC de la transformación. Capítulo 2

El ABC de la transformación – Capítulo 2.
“El Saber que No Sabes”
Y si decides entrar al camino de la transformación, para encontrarte a ti misma a veces tienes que tumbar las paredes que te rodean. Y viene la segunda etapa del camino del amor propio y la transformación. El Saber que No Sabes. Esto impulsa tu aprendizaje, te amplia los horizontes, y comienzas a labrar tu camino del aprendizaje y sabiduría.
Y para esto, les cuento una historia…
“Erase una vez un Paraíso, y Eva andaba con su Adán. Felizmente y ciegamente andaba desnuda en el Idilio. Como una niña dando vueltas en un tiempo sin tiempo. Y luego se le atravesó una serpiente, tentadora y con un delicioso pie de Manzana Verde. La serpiente la miró profundamente a los ojos, y pareciera penetrar su alma. La entendió y la miró, y con esa mirada fue suficiente para despertarla del largo sueño en el que andaba. Y la serpiente le ofreció ese bocado, diciéndole que si lo tomaba no había marcha atrás. Pero que este fabuloso y delicioso, aromático pie de Manzana le daría conciencia y conocimiento. Y algo en ella despertó, y ella quiso probar.

Ella lo tomó en sus manos, y vió las manzanas verdes y brillantes, jugosas y tentadoras. Y ella las olió, su olor crujiente y fragante como la limonaria. Se detuvo un momento, entendiendo que de ahí en adelante se desprendía un camino nuevo, sin regreso, y que su camino y su manera de ser en este mundo, de estar en su Paraíso, ya no iba más.
Sabía muy bien las consecuencias de este acto. Pero algo en ella también sabía que ella no tenía otra opción, y que su única opción en el camino del despertar, en el camino de la búsqueda de su Yo más profundo, era probar ese delicioso pie de manzana.
Y se llevó el pie de manzana a los labios. Probó su dulzura, su jugosidad ácida y dulce, probó la carne y su jugo le llegó a cada célula de su cuerpo. En ese instante, en su cuerpo se empezó a desenroscar una lenta espiral de ADN. Se explotaron células y neuronas, hicieron sinapsis en su cerebro conexiones ya establecidas y se abrieron nuevas. Se aceleró su metabolismo, le dio humedad en la piel y en los ojos. Y sintió que tenía adentro de su cuerpo una réplica de la gran Serpiente que tenía al frente, y esta Serpiente se desenroscaba desde la base de su columna y subía hasta su tercer ojo, pasando por todos sus centros energéticos, activando cada centro de energía, pasando por lugares claros y también por lugares oscuros. Y finalmente activaba todo su corazón y su mente, y empezó a brotar luz. Y ella empezó a cantar.

 

Su voz no la conocía al principio, era una voz delgada y pequeña al principio, pero con cada entonación se volvía más fuerte, gruesa y poderosa. Era su voz. Era su alma que brotaba a través de sus pulmones y su boca. Era su conciencia que le daba fuerza interior.
Y ella se miró desnuda, y se avergonzó. Y se vistió de manzanas verdes. Y descalza emprendió su camino en la arena, sus huellas solas, pero suyas. Cantando sus cantos. Mirando al horizonte.”
Para convertirte en Heroína, reconocer tu historia y emprender tu camino, tienes que:

 

Salvarte. Si estás en una situación donde no sientes amor ni crecimiento, es un acto de amor propio crear un espacio sano para tu crecimiento, y labrar tu camino.
 

 

Amarte. Cuídate con todo el cariño, regálate espacios para meditar, para hacer arte, para caminar, para explorar qué te gusta, que te llama la atención.

Escucha tu intuición. Ella es tu brújula. Ella te va diciendo qué necesitas aprender, cuáles son los anhelos que tienes para que los vivas, y así vayas recuperando esas partes tuyas que fuiste dejando en el camino.

Te deseo un camino vulnerable y auténtico, porque ese es el verdadero crecimiento.
Alejandra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *